COPA MENSTRUAL. UN ENVASE SECRETO

La innovación de un envase en forma de campana que sirve como una forma de protección durante el período femenino y se usa dentro de la vagina. El cual, en lugar de absorber el fluido menstrual, sirve como un recipiente de almacenamiento hasta que el vaso está listo para ser eliminado. Una Copa Menstrual es más discreta que una compresa higiénica y puede tomar hasta el doble de la cantidad de líquido que un tampón ordinario, sin tener que cambiarla ni riesgo de fuga.

Debido al potencial de almacenamiento más grande de esta ayudante femenina, es excelente para las mujeres con estilos de vida activos relacionados con los viajes, excursiones o incluso correr maratón. Estos recipientes se hacen de látex o silicona hipoalergénica, significa que la usuaria puede estar segura que no sufrirá de irritación y alergias no deseadas. También hay algunos modelos lavables. Esta variedad, reutilizable, está diseñado para durar de 10 a 15 años, por lo que es tanto económico como ecológico. Debido a que los envases almacenar fluidos menstruales en el interior del cuerpo, logran eliminar la humedad y, también, puede servir para reducir el olor a menudo causado por mínimas cantidades traza o fugas del fluido menstrual, que no se pueden evitar con el uso tampones o compresas higiénicas.

COPA MENSTRUAL. UNA VETERANA MODERNA

Aunque innovadora, la copa menstrual no es nueva. La primera Copa Menstrual en forma de campana fue patentada en 1932, por lo que el diseño básico tiene más de ochenta años de edad. Sin embargo, las restricciones en la publicidad y los tabúes sociales en la discusión de la menstruación, hacen que sea difícil que se conozca su existencia, mostrando su superioridad y ventajas sobre los tampones y toallas sanitarias. Las mujeres pueden estar seguras que este  producto tiene el respaldo de décadas de investigación, pruebas y desarrollo.

En países con estrictas leyes sanitarias como Estados Unidos, estos envases para la protección de la intimidad femenina son regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Aceptándose que son seguras y confiables. Tan solo, un mínimo grupo de mujeres han reportado alguna reacción tóxica por su uso. También, se han notificado casos de infección por levaduras, pero este tipo de incidentes fueron causados por la falta de mantenimiento de la copa menstrual lavable. De lo contrario, la copa menstrual ha demostrado ser completamente seguro para el uso diario.

Además de esto, existen otras variadas razones para sustituir los métodos acostumbrados, por estas copas menstruales:

  • Se pueden utilizar durante varios años. Lo que es  mucho más barato que la compra de tampones o toallas sanitarias desechables cada mes.
  • No se desechan después de cada uso, como los tampones, haciéndolas más amigable con el medio ambiente y contribuyen a reducir la basura.
  • La aparición del síndrome de shock tóxico es casi inexistente, una condición potencialmente seria que puede ser causada por el uso de tampones.
  • Son de goma, así que no hay peligro de que alguna fibra entre en la pared vaginal, cuyo riesgo es más probable con los tampones.
  • Se pueden usar en la noche, así como durante las actividades deportivas, como la natación y el yoga.
  • Permiten ver y controlar su propio flujo menstrual, ya que se recoge en lugar de ser absorbido.

Logran almacenar más líquido que un tampón y por lo tanto necesitan cambiarse con menos frecuencia que estos.